enrique marty

 

> CURRÍCULUM VITAE

> TEXTOS

> INSTALACIONES

> OBRAS

> VÍDEOS

> TEATRO

> CONTACTO

> INICIO

CONTACTO.html
CURRICULUM_VITAE_es.html
INSTALACIONES.html
OBRAS.html
VIDEOS.html
TEATRO.html
ENRIQUE_MARTY_1.html

español

english

INSTALLATIONS._The_Concrete_Realities._Espacio_Marzana._Bilbao._Espana_%282017%29.html

> CATÁLOGO

CATALOGO.html
TEXTOS.html

> CONTENIDO EXCLUSIVO

CONTENIDO_EXCLUSIVO.html
TEXTOS.html

>

INSTALACIONES._Nuit_Blanche_%281_Octubre%29,_Militant_Nostalgia._Duncan_Street_19._Toronto._Canada_%282016%29.html

· Las Realidades Concretas. Espacio Marzana. Bilbao. España (2017)

La tercera exposición de Enrique Marty en la Galería Marzana responde a la petición por parte de la Galería de un proyecto nuevo que se abra a formatos distintos de los utilizados habitualmente por el artista.

Las Realidades Concretas investiga el concepto de la Realidad desde el punto de vista de su propia abstracción terminológica.

La Realidad ha sido descrita y explicada desde puntos de vista distintos según la época o el autor. Generalmente de forma insatisfactoria por la aparente imposibilidad de definir o acotar

un término para el que el Lenguaje no es válido como instrumento.

De esta forma, Marty propone una reflexión en el que el Lenguaje, entendiendo como Lenguaje cualquier grado de comunicación codificada, está excluido.

Así, el visitante se verá confrontado con un doble juego de exposición a su propia realidad preguntándose cuál es su papel como individuo, y qué le define como tal.


El espectador se encuentra con la sala prácticamente vacía. En las paredes hay una serie de códigos QR que son la llave o interruptor que le permitirá acceder a la obra, que no se encuentra en el mismo espacio físico que el espectador, sino en el espacio virtual de Internet.

Esta intervención enfrenta al espectador con el hecho de encontrarse en dos lugares al mismo tiempo; por un lado el espacio físico de la Galería. Lugar al que este se ha desplazado, siendo este desplazamiento un hecho que supone esfuerzo y tiempo. Y por el otro, la obra que se encuentra en Internet. Este contrasentido, el tener que acudir a un espacio/contenedor de arte, para tener el acceso a una obra digital es uno de los mayores puntos de interés para el artista como materia de reflexión. Las galerías y museos solamente ofrecen en sus Webs unos pequeños ejemplos de las exposiciones, Enrique Marty le da la vuelta a ese hecho y sitúa la obra únicamente en internet, en cierta forma “malgastando” el espacio físico.


Es muy habitual encontrar a gente que solamente contempla el mundo a través de sus teléfonos inteligentes. En el cine, teatro, exposiciones etc. Gente que mira Twitter para saber que opinan otros de una película que está viendo en ese momento, o alguien que en una reunión con amigos está mandando mensajes de Whatsapp a otros amigos, ignorando a los que están presentes.

El artista tuvo una gran impresión al ver una foto tomada en la sala del  Rijksmuseum donde se muestra “La Ronda de Noche”, en la que un grupo numeroso de adolescentes están absortos en sus teléfonos y ninguno mira el cuadro. Algo impresionante ya que internet se puede consultar en cualquier momento y lugar, en cambio el cuadro físicamente está situado en un lugar al que es necesario desplazarse para disfrutarlo.


La obra se mantendrá viva durante todo el periodo de la exposición, creciendo en extensión y contenido. Reproduciendo ese viaje del visitante hasta llegar al espacio físico de la galería de forma metafórica. Al escanear cada código, se podrá viajar por un mundo que necesita ser descifrado. Un mundo laberíntico que exige encontrar unos patrones de viaje para poder recorrerlo entero.

<

INSTALACIONES._Discursos_premeditados._Centro_del_Carmen._Valencia._Espana_%282017%29.html